Logo

Historia

Una trayectoria  gratificante al servicio de los sectores más pobres y vulnerables del país


Very Simple Image Gallery:
Could not find folder C:\xampp\htdocs\fisdl2013/images/historia/

La historia de la Institución se remonta a 1990, cuando, el 31 de octubre de 1990, se crea el Fondo de Inversión Social (FIS) de El Salvador, mediante el decreto legislativo 610, como un organismo de carácter temporal. Su misión era la disminución de los efectos negativos del ajuste estructural en los sectores más vulnerables, es decir, aquellos en extrema pobreza.

La actividad primaria del FIS era financiar pequeños proyectos de infraestructura y la dotación de equipo para programas en las áreas de salud, educación, agua potable y saneamiento, medio ambiente, electrificación y desarrollo comunitario.

Una vez definidas sus características y propósitos, el FIS, inició sus operaciones con fondos gubernamentales, bajo un esquema industrializado de ejecución de proyectos sociales, según la cual, los primeros proyectos presentados por las comunidades eran los que se ejecutaban más rápidamente.

Esta ejecución de infraestructura social fue posible gracias a un banco de diseños de ingeniería y a un sofisticado sistema de información y procesamiento de datos, pionero en América Latina.

DE FIS A FISDL

De acuerdo con su ley de creación, el plan de ejecución de ese primer FIS concluiría en 1994, pero debido al impacto social de las acciones realizadas, la Asamblea Legislativa aprobó, el 31 de marzo de 1993, una reforma jurídica que le prolongó la existencia hasta noviembre de 1997.

Al acercarse esta nueva fecha para el cierre de operaciones, el 19 de septiembre de 1996, fue emitido el decreto legislativo 826, el cual contenía modificaciones sustanciales a la ley originaria del FIS: se le asignó un espacio en el Presupuesto General de la Nación para sus gastos de funcionamiento y se le incorporaron las funciones del Programa de Municipalidades en Acción (MEA) de la Secretaría de Reconstrucción Nacional (SRN).

A partir de ese momento la Institución se denomina Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local de El Salvador (FISDL), transformándose en una entidad gubernamental permanente y principal responsable del desarrollo local de El Salvador, liderando la erradicación de la pobreza en el país.

Su nueva misión era “promover la generación de riquezas y el desarrollo local con la participación de los gobiernos municipales, las comunidades, la empresa privada y las instituciones del gobierno central que implementan proyectos de infraestructura social y económica”.

Desde 1999, el FISDL comenzó a impulsar el Programa de Desarrollo Local (PDL), fundamentado en la promoción de procesos de planeación participativa y en la descentralización del ciclo de proyectos en el ámbito municipal.

En ese año el programa de gobierno de la administración del Presidente de la República,  Francisco Flores, la Nueva Alianza, estableció la responsabilidad del FISDL como promotor y facilitador del desarrollo local.  El FISDL asumió  la responsabilidad de reforzar su papel como normador de los estándares de calidad para los proyectos municipales que financia.

En el marco del XVII Congreso Nacional de Alcaldes en 1999, el Presidente de la República delegó en el FISDL la responsabilidad de liderar la Estrategia Nacional de Desarrollo Local (ENDL).

Para la elaboración de la ENDL, el FISDL conformó y se apoyó en un Grupo Consultivo, en el que estaban representados diversos actores clave: gobierno nacional, municipios, organizaciones  no gubernamentales (ONG´s), empresa privada y organismos de cooperación internacional.


CAMBIO INSTITUCIONAL

En 1999, el FISDL fue sometido a un proceso de reestructuración tanto interno como externo, con el fin de reducir, simplificar y graduar sus procesos y sus tiempos de respuesta; lograr alianzas con los gobiernos locales y fomentar la autosostenibilidad del desarrollo local; medir el desempeño institucional e incrementar la transparencia, ética y efectividad en los procesos de asesoría, adquisición, contratación, manejo, ejecución y auditoria de obras de proyectos, planificados junto con los gobiernos municipales.

La reorganización del FISDL permitió:· La creación de la Gerencia de Investigación y Desarrollo  (GID) y el desarrollo de nuevos programas de intervención· La  creación de la figura del Asesor Municipal (AMU) y el Asesor de Desarrollo (ADE)· La apertura de espacios de participación para los actores locales· La redefinición del ciclo de proyectos por medio de la descentralización hacia los actores locales

Además, este cambio  incluyó la redefinición de la misión y visión institucional. De esta forma,  el FISDL pasó a tener como Misión “Erradicar la pobreza en El Salvador, a través de la investigación, la inversión social y la integración de esfuerzos orientados a promover el desarrollo local; con un equipo humano innovador y comprometido; reconocido por su integridad, espíritu de servicio y efectividad organizacional”. Además, tiene como Visión “Ser la institución Líder en la erradicación de  la pobreza en El Salvador.”


RED SOLIDARIA, UN PROGRAMA DE FOCALIZACIÓN PARA LA SUPERACIÓN DE LA POBREZA.

El 1 de junio de 2004, llegó al cargo de presidente del FISDL, el licenciado José Andrés Rovira Canales. El marco de acción actual de la institución, Programa de Gobierno “País Seguro”,  impulsado por el presidente de la República, Elías Antonio Saca. Y como parte del Plan Presidencial Oportunidades, el FISDL fue nombrado como uno de los principales ejecutores y coordinadores del Programa Red Solidaria. Es decir, el FISDL, era la institución responsable de la administración técnica y financiera del Programa, que es ejecutado en complemento con los ministerios, instituciones ejecutoras y municipalidades. Además, el FISDL, es el responsable de la contratación y adquisición de bienes y servicios; el monitoreo y seguimiento del Programa y encargado de  coordinar con las diferentes instituciones su operatividad, entre otras funciones.

El objetivo de Red Solidaria, era mejorar en forma integral, las condiciones de vida de las familias rurales en extrema pobreza, ampliando sus oportunidades y proveyendo los recursos necesarios, a través de: a) Mejoramiento de la red de servicios sociales básicos (nutrición, salud y educación básica, b) Mejoramiento de vivienda, agua y saneamiento básico, electrificación y caminos rurales, c) Acceso a programas de desarrollo productivo y al microcrédito.

La presencia de Red Solidaria en la institución ha llevado a realizar grandes cambios, a orientar y adecuar recursos, personal y estructura organizativa, entre otros aspectos. Se crea  el Departamento de Registro y Transferencias para asumir el compromiso institucional de la Red Solidaria. Este Departamento se encargaba de coordinar la entrega del Bono para la Salud y la Educación en los 100 municipios catalogados en Pobreza Extrema Severa y Alta.

Es importante destacar, que la intervención en estos municipios se realizó, gracias a la creación del Mapa Nacional de Extrema Pobreza-, un paso importante que dio el FISDL, para  conocer la situación de pobreza que existe en nuestro país; eEsta herramienta proporciono al país y al mundo una radiografía del nivel de la pobreza en los 262 municipios de El Salvador..

La creación del Mapa Nacional de Extrema Pobreza y los cambios generados por Red Solidaria a la institución hicieron que se iniciara un proceso de revisión de la cultura organizacional y trajo el replanteamiento de la misión del FISDL, en el año 2005. Así, la nueva Misión “Erradicar la pobreza extrema en El Salvador mediante la inversión social y productiva, basados en la investigación e integración de esfuerzos orientados al desarrollo local sostenible.”


EL FISDL Y SU ROL EN EL SISTEMA DE PROTECCIÓN SOCIAL UNIVERSAL

Una apuesta fundamental del actual presidente de la República de El Salvador, Mauricio Funes Cartagena , es eliminar las brechas de los sectores más pobres y vulnerables del país. Para ello, delineó el Plan Global Anti-crisis, que tiene como uno de sus objetivos fundamentales, proteger a la población pobre y vulnerable de los efectos negativos del impacto nacional de la crisis económica mundial.Con dicho plan, aunado a la implementación de nuevas medidas en el área social, se plantea sentar las bases para la creación de un Sistema de Protección Social Universal (SPSU), que constituye un cambio profundo en la forma de establecer política social en el país. El SPSU está basado en un conjunto de derechos plasmados en la Constitución salvadoreña, cuyo objetivo central es garantizar a todos los ciudadanos/as un piso social básico en acceso a: salud, nutrición, educación, seguridad alimentaria, servicios básicos, infraestructura comunitaria, generación de ingreso y protección social.

La administración del FISDL, encabezada por el Doctor Héctor Ricardo Silva Argüello, asume su responsabilidad en la construcción del SPSU, con el impulso de programas focalizados para la población más pobre del país.

En este marco, el FISDL dio inicio a un proceso de definiciones y transformaciones internas, plasmadas en su nuevo Plan Estratégico Institucional 2010-2014, en el cual se define como misión institucional  “Reducir la pobreza en El Salvador promoviendo procesos de desarrollo local”; mediante líneas estratégicas de acción encaminadas a la superación de la pobreza, la promoción del desarrollo local, la transparencia en la gestión pública y el fortalecimiento de los Gobiernos Municipales.

Así mismo, promueve el desarrollo de intervenciones sociales integradas y articuladas a nivel local y nacional; orientando y definiendo la cooperación internacional en función del desarrollo de las prioridades nacionales, específicamente las que corresponden al SPSU.

Los programas, Comunidades Solidarias Rurales destinado a los 100 municipios de pobreza extrema severa y alta; y Comunidades Solidarias Urbanas que comprende asentamientos precarios de 43 municipios urbanos; concentran la mayor actuación del FISDL hacia las familias que residen en condiciones de pobreza y  exclusión social; buscando cerrar las brechas sociales en infraestructura Social Básica (introducción de agua potable y saneamiento, electrificación) e infraestructura estratégica  y comunitaria (centros escolares y unidades de salud y comunitarias).

En ambos programas se contemplan transferencias monetarias condicionadas para solventar las necesidades de educación a niños y niñas que no hayan finalizado sus estudios al 6º grado, y de atención en salud para infantes menores de 5 años y mujeres embarazadas.

Además, el FISDL promueve programas de atención especial: la entrega de la Pensión Básica Universal para las Personas Adultas Mayores y el Programa de Apoyo Temporal al Ingreso, destinado fundamentalmente hacia mujeres jefas de hogar y jóvenes.

Un paso importante que la administración actual ha dado, es la implementación de su política de transparencia; mediante la cual se han puesto en marcha una serie de mecanismos que permiten el acceso a la información, la rendición de cuentas y la participación ciudadana. Son las municipalidades, los contratistas y comunidades, que se vinculan directamente con los programas del FISDL, los actores primordiales para la implementación de la política.

Bajo esta mística de trabajo, la nueva administración del FISDL, cerrará brechas en los municipios de mayor pobreza rural y urbana,  promoverá la  transparencia en el manejo de los fondos públicos, contribuirá a minimizar los impactos del desempleo en las zonas urbanas e incluirá a la población más desprotegida del país.

Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local - FISDL © Gobierno de El Salvador