Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

PATI supera expectativas en 36 municipios

  • Escrito por Uriel Ramos
  • Categoría: Ciudadano
  • Visto: 2883

PATI supera expectivativas

El Programa de Apoyo Temporal al Ingreso, conocido por sus siglas PATI, tras dos años de ejecución ha superado las expectativas de gobiernos locales y participantes en 25 municipios con pobreza urbana, violencia y exclusión social; así como en 11 municipios afectados por la tormenta Ida.

El PATI nace como parte del Plan Anti crisis impulsado por el Gobierno de El Salvador en noviembre de 2009; por tanto su diseño responde al alivio temporal del ingreso de sus participantes, proporcionando un apoyo económico mensual de US$ 100 a una población vulnerable que reúne las siguientes características: residir en Asentamientos Urbanos Precarios con altos índices de pobreza y exclusión social, ser mayor de 16 años, no tener empleo formal ni encontrarse estudiando en turno matutino o vespertino.

En ese universo de potenciales participantes, la prioridad está dirigida a jóvenes entre 16 y 24 años, tomando en cuenta su vulnerabilidad ante la reducida oferta laboral y riesgo social. También se prioriza a mujeres jefas de hogar, para apoyar el ingreso de sus familias.

A la fecha, más de 33 mil personas han participado o están participando en el PATI, de las cuales el 73.4 % son mujeres y el 37.6% del total tienen  16 y 24 años, contribuyendo al logro de las metas de capacitar, aliviar el ingreso de las familias y la ejecución de proyectos en beneficio de las comunidades.

El Programa presenta muchas externalidades positivas. Una de ellas es el mejoramiento de la convivencia social, ya que fortalece las redes de cooperación y solidaridad en las comunidades, así lo afirman los gobiernos locales como el de Cuscatancingo, cuyo Jefe Edilicio, Jaime Recinos,  en el cierre de la segunda y última convocatoria del PATI en su municipio destacó la convivencia comunitaria y la suma de esfuerzos para desarrollar el programa

“Lo que cada uno hemos ido poniendo le da forma a la construcción de una nueva sociedad y de un nuevo país, porque todos hemos trabajado muy de cerca con el programa PATI. Incluso hay gente que ha renunciado al bono de cien dólares y ha colaborado voluntariamente en las comunidades, gente con convicción y conciencia social. El PATI ha reunido a 187 hombres y mujeres aquí en Cuscatancingo y nos ha permitido una convivencia y participación trans-generacional porque tenemos mujeres hasta de 75 años participando.”, afirmó Recinos durante la feria de cierre en la que las y los participantes expusieron los productos que aprendieron a elaborar durante las capacitaciones recibidas.

El PATI también ha fomentado la convivencia a través de la cultura y el deporte. En Apopa, un grupo de mujeres recibieron un curso de arbitraje de fútbol y de forma asociada actualmente  tienen una fuente de ingresos fungiendo como juezas en justas deportivas de su localidad. También en Apopa ha sido creada la “Orquesta PATI” que ya ha puesto en alto el nombre del programa y de su municipio en la hermana república de Honduras.

En Santa Ana, un grupo de participantes desarrolla un proyecto de rescate del centro histórico, remozando las fachadas de edificios centenarios para conservar la identidad arquitectónica de la Ciudad Heroica.

Otro valor agregado del PATI ha sido el surgimiento de iniciativas productivas. Individualmente o en grupos, hombres y mujeres buscan utilizar las herramientas adquiridas durante los seis meses que realizan actividades comunitarias y se capacitan en cursos de panadería, mecánica automotriz, reparación de equipos de cómputo, sastrería, cosmetología, confección de zapatos, entre otros.

En Jiquilisco, un grupo de ocho mujeres de la comunidad La Papalota, aprendieron a confeccionar calzado, oportunidad que aprovecharon para generar un proyecto productivo, pues en su municipio nadie se dedica a este oficio. A través del sitio web www.salvadorenosenelexterior.gob.sv se expuso la iniciativa y se logró el apadrinamiento del señor Roberto Ramírez, un salvadoreño originario de Jayaque y residente en Maryland  que conoció el proyecto a través de portal web y quiso apoyar con 1 máquina de confeccionar zapatos, cuchillas y martillos; así como materia prima (pegamento, cuero, cintas para zapatos, etc.).

El sitio web mencionado es uno de los mecanismos establecidos en la estrategia de inserción productiva diseñada por el FISDL a  raíz de los emprendimiento surgidos por el PATI y como parte de la apuesta por la promoción de desarrollo económico en los territorios. La estrategia busca complementar esfuerzos con otras instituciones del gobierno, organismos no gubernamentales y gobiernos municipales que apoyan los emprendimientos productivos en los territorios para fortalecer las economías locales y mejorar las condiciones de vida de las familias.

De esa manera, el PATI, si bien no ha sido un programa diseñado para mejorar la convivencia social y generar inserción productiva de la población vulnerable, ha superado los objetivos bajo los que fue creado y ha  destacado como un programa modelo a nivel nacional e internacional.

 

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje