Logo

Atiquizaya

Departamento: Ahuachapan. Título de Ciudad: 19 de Febrero de 1859

Topónimo: Significa "hilos o filetes de agua, arroyos, riachuelos". En consecuencia, en una traducción afortunada y amplia el nombre Atiquizaya puede traducirse por "lugar abundante en aguas" o "lugar de manantiales".

Ubicación: 13°57'51.98"N,  89°46'11.69"W googlemapsGoogle maps.  googleearth Google Earth

 

 

 

 

Orígenes y Etimología

Esta antiquísima población fue fundada y habitada desde tiempos inmemoriales, como Ahuachapán y Chalchuapa, por indios pok'omames, del grupo mayaquiché. Sin embargo, conquistados sus pobladores por guerreros yaquis o pipiles hacia fines del siglo XV, éstos le cambiaron el nombre original y le dieron el náhuat que aún conserva. En efecto: en idioma náhuat, Atiquizaya está constituido de las raíces: at, agua; y quizaya, quizayan, origen, lugar de donde sale alguna cosa. Ahora bien: el segundo vocablo hace en composición iquizaya o iquizayan, palabra que se traduce por "su origen, su comienzo". Esta última palabra forma, con la voz at como prefijo, el toponímico Atiquizaya o Atiquizayan, que significa "hilos o filetes de agua, arroyos, riachuelos". En consecuencia, en una traducción afortunada y amplia el nombre Atiquizaya puede traducirse por "lugar abundante en aguas" o "lugar de manantiales" . La etimología anterior, ajústase a la topografía regional, pues realmente en la comprensión territorial de Atiquizaya abundan las fuentes o manantiales. "Posee (esta población) dícese en un informe municipal de Atiquizaya, de 18 de noviembre de 1858- veintisiete fuentes en sus cercanías de aguas templadas, pero potables; entre ellas se encuentra la llamada de Las Minas, que es termal y saludable para toda clase de males venéreos y enfermedades cutáneas. Todas estas fuentes forman el río Sunca, que riega una extensión de terreno como de una legua en cuadro, en donde están situados los trapiches o ingenios de azúcar y en donde se siembran apantes; cuyo río contiene muy buen pescado".

  

Gestación de la población

En 1550, Atiquizaya tenía unos 275 habitantes. El oidor don Diego García de Palacio, en carta de relación enviada al Rey Felipe II el 8 de marzo de 1576, dice que Atiquizaya es "un lugarejo" cuyos habitantes indígenas "tienen y hacen una masa y betún que llaman axin, de un género de gusanos hediondos y ponzoñosos, que es maravilloso medicamento para todo género de frialdades y otras indisposiciones. Nace a dos leguas de este lugar el río que llaman de Aguachapa, y a 7 de su nacimiento va muy grande, y a 13, que es donde entra en el Mar del Sur (río de Paz), grandísimo. Creo que en todas las Indias (América Española) no hay otro río tan grande, con tan poca corriente". El 9 de mayo de 1586 pasó por Atiquizaya el padre comisario de la orden de San Francisco fray Alonso Ponce y la "Relación Breve y Verdadera", que relata el viaje de ese religioso seráfico, dice que era "un poblecito" situado entre Ahuachapán y Chalchuapa. Según el)doctor Santiago Ignacio Barberena, en la primera mitad del XVII esta población era designada con el nombre de "Valle de los Niños Inoscentes de Atiquizaya", valle fundado, según suposición suya, por el español Bartolomé de Molina, persona que asevera trajo de Honduras un gran número de colonos sambos llamados "los panunes" .

 

Fundación de Atiquizaya

"Desde 1655 -agrega el doctor Santiago Ignacio Barberena- se principió a gestionar para que el valle fuera elevado a pueblo; mas hasta 1661, el señor Presidente y Capitán General don Martín Carlos de Mencos, ordenó al señor Felipe Maraver, Alcalde Mayor de la Santísima Trinidad de Sonsonate, la fundación del pueblo de Atiquizaya, la que se verificó el primero de enero de 1662, siendo su primer Alcalde don Diego de Madrid". Existe una antigua tradición en el sentido de que, originariamente, Atiquizaya ocupó el paraje denominado "El Chayal", a 3 km. al Sur de su asiento actual, por cuyo motivo y en vista de los antecedentes documentales cabe conjeturar que en 1662 no hubo propiamente una fundación sino traslación del asiento prístino al actual. El alcalde mayor de Sonsonate don Joseph Melchor de Ugalde, con fecha 30 de julio de 1765, informa a la superioridad que "En el pueblo de Aguachapa (Ahuachapán) hay varios españoles y ladinos que tienen trapiches de azúcar, y en el de Atiquizaya, que es todo de salinas, sucede lo mismo". En 1770, según el arzobispo don Pedro Cortés y Larraz, Atiquizaya era pueblo anejo de la parroquia de Chalchuapa y su población estaba representada por 100 familias de ladinos con 665 personas. "En el pueblo de Atiquizaya -dice- hay (aunque pocas) algunas familias de indios forasteros, y se han puesto así las que hay en el pueblo como en sus haciendas". "El idioma común (en el curato de Chalchuapa) -dice monseñor- es el castellano y el materno que no se necesita, el pok'omam".

 

Sucesos posteriores

Durante toda la colonia fue pueblo de la provincia de los Izalcos o alcaldía mayor de Sonsonate y a partir del 12 de junio de 1824, formó parte del primitivo y extenso departamento de Sonsonate. El 4 de julio de 1832 se incorporó el pueblo de Atiquizaya en el distrito judicial de Ahuachapán. El 27 de abril de 1844 esta población fue ocupada por tropas revolucionarias que acaudillaba el ex-Presidente Federal general Manuel José Arce. El 8 de febrero de 1855 el municipio de Atiquizaya se segregó del departamento de Sonsonate y se incorporó en el de Santa Ana. En un informe municipal de dicha población, de 18 de noviembre de 1858, aparece con 6,208 habitantes, alojados en 52 casas de teja y 597 de paja. "El suelo -dice ese documento- presenta un plano inclinado, ligeramente al Norte de terreno pedregoso: sus calles son regulares y ninguna empedrada. Contiene una iglesia cubierta de teja, un oratorio, un calvario, un convento, un cabildo y un cementerio construído a sotavento de la población, y una casa de escuela". La caficultura había hecho su aparición en Atiquizaya por aquella época, pues poseía "ciento diez mil seiscientos árboles de café en almácigo, veintiséis mil en plantío y doce mil doscientos ochenta y cuatro en cosecha, que producen sobre cien quintales".

 

Título de Villa

Durante la corta administración del Senador Presidente don José María Peralta y por Decreto Ejecutivo de 19 de febrero de 1859, se confirió el título de villa al pueblo de Atiquizaya. Esta gracia le fue otorgada al antiguo pueblo, porque su vecindario "ha sido constantemente adicto a las instituciones republicanas y decidido en el sostenimiento de las autoridades constituidas" y porque "entre sus habitantes hay muchas personas de luces y de propiedad que hacen notable a dicha población y acreedora a que el Gobierno le dé una muestra de distinción y aprecio". El 19 de diciembre de 1862 fue destruida esta villa por un violento terremoto.


Cabecera de Distrito

Durante la administración del licenciado Francisco Dueñas y por Decreto Legislativo de 9 de febrero de 1869 se creó el departamento de Ahuachapán y el distrito de Atiquizaya, segregados del departamento de Santa Ana. Por Ley de 26 de febrero del propio año de 1869 el distrito de Atiquizaya se constituyó con la villa de este nombre, como cabecera, y los pueblos de Apaneca y San Lorenzo. .Por Ley de 21 de febrero de 1878 el pueblo de Apaneca se segregó del distrito judicial de Atiquizaya, y se incorporó en el de Ahuachapán. Por medio de los Decretos Legislativos de 21 de febrero de 1878 y 20 de febrero de 1879 las aldeas de Rincón de la Madera y El Rosario, de la jurisdicción de Atiquizaya, se erigieron en pueblo, con los nombres de Turín y El Refugio, respectivamente.


Título de Ciudad

Durante la administración del doctor Rafael Zaldívar, y por Ley de 24 de enero de 1881, se concedió el título de ciudad a la villa de Atiquizaya. Esta distinción le fue otorgada "tanto por su engrandecimiento, moralidad y progreso en todos sentidos, como por ser cabecera de uno de los distritos en que se halla dividida la República y tener una judicatura de primera instancia". En 1890 tenía 7,730 habitantes y el geógrafo nacional don Guillermo Dawson dice de esta ciudad que: "Sus calles son rectas; sus edificios públicos más importantes son: la Casa Consistorial y sus dos iglesias. Los barrios de que consta se llaman el Calvario, San Juan, Salinas, Cha1chuapita, Taucuchín y Talhuleu. Los atiquizayas se distinguen por su laboriosidad". Por Ley de 30 de marzo de 1898 se declaró que el cantón Santa Rita y el caserío El Tortuguero quedaban en jurisdicción de Atiquizaya y no en la de Ahuachapán.


Hombres ilustres

General y doctor Prudencio Alfaro, cuyo nombre se registra en la gloriosa nómina de "los 44"; fue un notable caudillo liberal salvadoreño. El coronel Isaías Solís, jefe del cuartel santaneco en 1894, quien murió al pie de uno de los garitones del mismo cuando trató de oponerse a "los 44". Doctor Alberto Luna, abogado notable e historiador de grandes méritos.

Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local - FISDL © Gobierno de El Salvador