Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

El ahorro, una oportunidad para el buen vivir

15215440108_f4abeac640_z

Doña Lidia Isabel Amaya, es una mujer morena, robusta y de sonrisa contagiosa. Como es su costumbre, llegó temprano al lugar donde la convocaron, un tanto para relajarse y otro tanto para disminuir sus nervios, lo usual de quién se prepara para un momento incierto. La puerta se abrió, sus ojos se iluminaron y una sonrisa, esta vez más discreta se dejó ver en su rostro.

Ella, junto a otras seis mujeres del municipio de Concepción Batres participó en el Conversatorio de Mujeres Ahorradoras, organizado por FISDL y Fundación Capital. La actividad, que inició pasadas las nueve de la mañana, se convirtió en un espacio de convivencia y enriquecimiento, en el cual las lideresas compartieron sus experiencias de vida a través del ahorro.

La llegada de Gladis de Serpas no dejó de impresionar a las mujeres, quienes con risa nerviosa se apresuraron a responder el saludo de la Presidenta del FISDL, entre ellas, Lidia, que minutos antes había dejado ver una risa discreta al momento que la Presidenta entró al salón para iniciar el Conversatorio.  

El acercamiento continuo que la Presidenta ha venido realizado en los territorios le ha permitido conocer entre otras cosas, la forma en la que el trabajo del FISDL repercute en la vida de las familias que participan en sus programas y proyectos. Y las Mujeres Ahorradoras no son la excepción. Y así, Gladis de Serpas inició la actividad asegurando “para mí es un honor está aquí y conocer de primera mano sus experiencias. Me gustaría conocer lo bueno y lo que podemos mejorar dentro de los proyectos que vamos a seguir impulsando”. 

Y ese objetivo se logró a través de las diferentes intervenciones que las lideresas fueron haciendo con cierta timidez al inicio, pero que transcurridos los minutos se transformó en una convivencia en la que la confianza se fue apoderando de cada una de las participantes, que permitió que ellas expusieran de mejor manera sus experiencias. 

Experiencias que han ido poco a poco cambiando la vida de las mujeres ahorradoras y de sus familias, y que sin duda, están dejando huellas imborrables para cambiar su visión de vida y encaminarlas a un buen vivir.  “Yo motivo a mis mujeres y les digo que sigamos adelante para que el futuro sea mejor para nuestros hijos. Nosotras somos mujeres emprendedoras” asegura Isabel, sin esconder su felicidad por esta experiencia.

Mientras tanto, Roxana, una participante un poco más joven y madre de una niña asegura que las mujeres que formaron parte del grupo que lideró, lograron muchas cosas y confirma que una de ellas en el proceso de las capacitaciones le contó “Quiero un equipo de sonido y ya llevo algo (de dinero) porque me ayuda mi esposo y mi hijo que está becado, me da de lo que le dan en la escuela”. Y al finalizar las capacitaciones le contó “Estoy contenta porque con mi ahorro compré mi equipo de sonido”. Roxana, la joven madre que se convirtió en lideresa, al terminar de contar la experiencia de la mujer que ella capacitó, afirma de forma contundente “Para mí, esta fue una experiencia muy bonita y si la tuviera que volver a vivir la vivo con mucho gusto y gracias a Dios llegué al final”.

Algunas mujeres en el transcurso de las capacitaciones han tenido que enfrentar conflictos familiares, aunque la fuerza y la capacidad que poseen son herramientas para salir adelante. Y las capacitaciones están aportando a forjarse nuevas formas de dar respuesta a esos desafíos, con valentía y optimismo. “A mí me gusta andar en reuniones y desde que me eligieron para líder de la comunidad, me levanto más temprano para hacer las cosas. A mí me dejó mi esposo, no porque yo me descuidaba de él, al momento llegaba yo, ya estaba allí y tenía todo listo, pero decía que yo mucho salía. Nos separamos y yo le dije que fuera con él o sin él yo iba a seguir adelante, y tengo que luchar por mis hijos”, asegura Reyna con la certeza que puede enfrentar cualquier dificultad para mejorar las condiciones de vida de ella y su familia.

Las historias también dejan ver un rostro diferente del que le ha tocado a Reyna, como es el caso de Lidia, quién junto a su esposo ha emprendido el ahorro como proyecto familiar, que también se ha extendido a sus hijos “Hace dos meses, mi hijo me dijo –mamá yo quiero hacer mi casa- y yo le dije: si usted ahorita puede ahorrar, hágalo y mándela a hacer. Él me dio el dinero y yo le hice el presupuesto y así empezamos, ahorita ya tiene las paredes, le puso el techo, solo le falta el enladrillado y las puertas” cuenta con el orgullo de una madre que ha logrado educar a su hijo como hace unos meses atrás lo hicieron con ella. 

Por su parte, el alcalde de Concepción Batres es consciente que el proyecto que el FISDL impulsa junto a Fundación Capital es novedoso y ha venido a cambiar las dinámicas de muchas mujeres que viven en sus comunidades y hace que el poco o mucho dinero que llega a las familias les cambia la forma de ver hacia el futuro. “Como gobierno municipal, seguiremos trabajando y apoyando lo que hemos venido haciendo hasta el momento, y dando todo el apoyo integral y estaremos de cerca, lo seguiremos haciendo porque sabemos que la gente lo necesita” afirma mientras ve confiado a las mujeres ahorradoras, que sin duda, forman parte del desarrollo de su municipio.

Para concluir con el Conversatorio, Gladis de Serpas felicitó a las lideresas y les aseguró “la semilla ha quedado en ustedes y les invito a seguir adelante con esas metas y tener esa visión de buscar los medios alternativos para mejorar e incrementar ese ahorro. Motiven a sus compañeras para que sigan replicando el ahorro en toda la comunidad. Gracias a proyecto Capital por apoyar esta experiencia y sabemos que El Salvador puede ser un modelo exitoso”.

Esas palabras fueron el preámbulo para una foto grupal que dibujó sonrisas en los rostros de todas las mujeres ahorradoras que participaron en el Conversatorio, y que, seguramente, a través de comentar su experiencia volvieron a reafirmar que son capaces de lograr todo lo que se propongan para cumplir sus metas y sueños para un buen vivir. 

Última modificaciónMartes, 30 Septiembre 2014 09:12
Regreso al inicio

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje