Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

Seguridad alimentaria con el uso de La Chaya, una apuesta en Comunidades Solidarias Rurales

22124713070_7629ae2c33_z.jpg

“Estamos haciendo demostraciones de Chaya. Hemos conocido esta planta a través de Comunidades Solidarias Rurales. Es una planta que tiene hierro, muchas vitaminas y propiedades curativas. Ahora se le está dando nuevos enfoques, nuevos conocimientos, con nuevas recetas” dice Delmy Carolina Rosales, con la emoción que le causa estar en contacto con nuevos conocimientos sobre cómo alimentar de forma saludable y nutritiva a su familia. 

Delmy, reside en San Emigdio, municipio catalogado en Pobreza Extrema Alta y donde se ejecuta el programa Comunidades Solidarias Rurales, mismo que incluye el acompañamiento a las familias participantes a través de un protocolo de capacitación, así lo explica Fanny Martínez, jefa del departamento de Capital Humano del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local -FISDL-, entidad ejecutora del Programa.

“Dentro de la lógica de los programas de transferencias monetarias condicionadas, el Bono es apreciado por las familias, pero lo primordial es el apoyo y seguimiento a las familias, a través de diferentes protocolos. En 2015 se implementa el protocolo de Seguridad Alimentaria y el Derecho a la Alimentación, que se acompaña con cápsulas del ahorro enfocadas a la seguridad alimentaria, nos alimentamos correctamente, no nos enfermamos, no gastamos en medicina”.

Con tres módulos, el referido Protocolo indica a las familias las características de una buena alimentación y cómo lograrla, haciendo énfasis en evitar la comida chatarra. Como complemento, las familias cuentan con un planificador de alimentación y un recetario creado por la Fundación para el Desarrollo de Municipios –FUNDAMUNI- y la Universidad de El Salvador, que incluye alimentos preparados con Chaya, una planta abundante en la campiña salvadoreña y de comprobada riqueza nutricional.

“Estuvimos buscando maneras de hacerles ver a las familias de que comer bien no es caro, ni es comer más. Hay cosas que puede haber en nuestras casas que nos ayudan a tener una alimentación nutritiva sin mayor costo. Se preparó un recetario donde hay alrededor de 20 platillos en los cuales se utiliza la Chaya que tiene más propiedades que la espinaca. Es una planta muy agradecida, no necesita mayor cuidado y se da mucho a nivel nacional”, agregó Martínez.

La marcada tendencia a consumir alimentos envasados, de origen artificial no ha sido un obstáculo para la aceptación de la Chaya como parte del recetario familiar, según lo manifiesta Fanny Martínez: “Soy honesta, cuando empezamos con este tema teníamos cierto temor; sin embargo, tuvimos la grata sorpresa de que la gente lo ha tomado a bien. Se les abrieron los ojos a la idea de que había alternativas de poder dar de comer sabroso y nutritivo”.

Así lo confirma Irene Suarez, participante de CSR en Paraíso de Osorio: “Yo había visto la planta, pero pensaba que era solo eso y no le daba importancia, pero ahora que veo que tiene mucha proteína pienso que es bastante bueno tenerla en la casa. En mi casa les ha gustado”. 

Ha sido tal el entusiasmo con que se acogió el uso de la Chaya, que se han organizado jornadas demostrativas en las comunidades y esto ha derivado en la realización de eventos intermunicipales, como La Feria de la Chaya, realizada en San Juan Tepezontes, en la cual también participaron  los municipios de San Emigdio, Paraíso de Osorio, y San Miguel Tepezontes. Cada representación preparó diferentes recetas incluidas en el material didáctico proporcionado por CSR, pero la creatividad no se hizo esperar y algunas recetas asombraron a las personas asistentes.

“Nos han enseñado muchas cosas buenas. Nosotras hemos elaborado pastelitos, limonada, tortillas con chaya. Los otros equipos nos han sorprendido porque han elaborado recetas que no habíamos probado. Me gustaron mucho las rapiditas y los tamales”, expresó Irene Suarez.

Para contribuir a la Seguridad Alimentaria y el Derecho a la Alimentación, CSR también entrega papilla nutricional en los 100 municipios participantes, este complemento es distribuido a familias en las que sus miembros son diagnosticados con cierto nivel de desnutrición. Alrededor de 1.3 millones de raciones de papilla nutricional han sido compradas por el FISDL para distribuir en 2015.

Wendy Nieto, médico coordinador de la UCSF Hacienda Nueva, en Concepción Batres, confirma el impacto que el otorgamiento del complemento alimenticio tiene en las familias participantes: “Se entrega a pacientes mayores de seis meses, principalmente para la niñez que está bajo las desviaciones estándar de desnutrición, adultos mayores con desnutrición o riesgo social; y a personas con enfermedades degenerativas. Las madres de familia preguntan y la piden, manifiestan que los niños se la toman y se les explica los modos de preparación”.

CSR, echando mano de procesos educativos, de sensibilización y otorgamiento de complemento nutricional apoya el trabajo del Ministerio de Salud quien rige el tema de la Seguridad Alimentaria a través del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional –CONASAN-.

El pasado 16 de octubre fue conmemorado el Día Mundial de la Alimentación, este año dirigido a la Protección Social y Agricultura para romper el ciclo de la pobreza. La Feria de La Chaya en San Miguel Tepezontes es una muestra de cómo las políticas de protección social implementadas por el Gobierno de El Salvador, a través de Comunidades Solidarias Rurales buscan el despliegue de las capacidades de las personas para construirse un mejor porvenir.

Última modificaciónLunes, 19 Octubre 2015 13:46
Regreso al inicio

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje