Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

Nuevas formas de pago más ágiles y seguras en Comunidades Solidarias

IMG_7319

Este día el Gobierno de El Salvador presenta una nueva modalidad de pago para las transferencias monetarias a participantes que forman parte del programa Comunidades Solidarias.

El evento es presidido por el Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana; la presidenta del FISDL, Gladis de Serpas; y la presidenta del Banco de Fomento Agropecuario, Lilian Vega, quienes han estado acompañados de autoridades locales y representantes de las participantes del programa Mujeres Ahorradoras.

En un proceso de rediseño del Programa de Comunidades Solidarias se ha incorporado un componente de Educación e Inclusión Financiera, que parte de que las personas en condición de pobreza extrema están expuestas mayormente a riesgos sociales, de salud y desastres naturales. Cuando no hay alguna forma de aseguramiento y ahorros estos golpes pueden tener implicaciones a largo plazo —especialmente si se repiten— y exacerbar aún más, la pobreza (DUFLO, 2013)

Este componente promueve cambios en el conocimiento, las actitudes, las habilidades de manejo financiero en las poblaciones que viven en condición de pobreza. Estratégicamente, este subcomponente busca la alianza entre las políticas públicas y los servicios de las instituciones financieras tanto públicas como privadas.

Las nuevas modalidades de pago permitirán que los participantes reciban el pago de sus bonos a través de la plataforma de dinero móvil, basada en el desarrollo de servicios de generación de dinero electrónico, transferencias y sistemas de pagos.

En la primera fase de pago electrónico se atenderán 38 municipios en la entrega de bonos de salud y educación, beneficiando a más de 18 mil familias en Comunidades Solidarias Urbanas y Rurales, que significa una inversión superior a $1 millón, a ser entregado en tres pagos durante el año.

Por otro lado, en la primera fase de pago electrónico de la pensión al adulto mayor, participarán cerca de 10 mil personas entre ambas modalidades del programa, Rurales y Urbanas, de 29 de los municipios participantes. De igual forma se harán tres pagos en el año por un monto total cercano a los $2 millones, siempre en ambas modalidades del programa.

Para implementar esta nueva modalidad se ha organizado una red de agentes o puntos de servicios, los cuales facilitaran a los clientes realizar transacciones de servicios financieros en tiempo real y en línea desde su cuenta móvil.

Las principales ventajas de esta nueva forma de pago son:

  • Disminución de los riesgos delincuenciales debido a que no portan efectivo.
  • Tienen acceso a servicios financieros con los que nunca antes contaron.
  • Tienen una amplia red de puntos de servicio (Agentes) donde realizar sus transacciones con horarios extendidos, incluyendo sábado y domingo.
  • Tienen grandes ahorros de tiempo y dinero ya que no deben de recorrer largas distancias para efectuar sus transacciones.
  • Pueden llevar un registro transaccional de cómo utilizan su dinero.
  • Los pequeños comercios se vuelven transparentes para obtener micro-créditos ante cualquier institución financiera.
  • Se genera polos de desarrollo local.
  • Las personas participantes, podrán hacer retiro en efectivo, pagar servicios y hacer compras directas.

El Salvador inició en 2005 un programa de transferencias monetarias condicionadas y no condicionadas dirigido a las familias en situación de pobreza en el ámbito rural con hijas e hijos menores de 18, y desde el 2009 se ha avanzado en la implementación y consolidación de un conjunto de programas e intervenciones que complementan la política social y sectorial realizando esfuerzos, con el fin de garantizar el acceso a los derechos sociales y un nivel de vida adecuado para las personas en situación de vulnerabilidad, pobreza y exclusión social.

En la actualidad, la política social ha logrado consolidarse a través de la aprobación de la Ley de Desarrollo y Protección Social, en donde se reconoce la necesidad de invertir recursos para el desarrollo de las poblaciones prioritarias que se encuentras en situación de pobreza y vulnerabilidad, a través de la implementación de políticas públicas pertinentes.

Estos avances se enmarcan en el objetivo 5 del PQD, 20142019, que establece “Asegurar el tránsito hacia una sociedad equitativa e incluyente”, parte del reconocimiento igualitario de todas las personas e implica el impulso de políticas de igualdad que eviten la exclusión y fomenten la convivencia. En este objetivo se establece la necesidad de avanzar en la garantía de los derechos de los grupos poblacionales prioritarios.

Última modificaciónJueves, 28 Julio 2016 14:39
Regreso al inicio

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje