Menu

A+ A A-

Nueva Concepcion

  • Escrito por Uriel Ramos
  • Categoría: Chalatenango
  • Visitas: 11014
Departamento: Chalatenango. Título de Ciudad: 12 de Mayo de 1921.

Topónimo: Significa "los siete quetzales", de chicun, siete; y quetzal, nombre de un ave sagrada centroamericana de bellísimo plumaje verde resplandeciente.

Ubicación: 14° 7'36.73"N, 89°17'40.04"W. googlemapsGoogle maps. googleearth Google Earth

Orígenes y etimología

Esta población fue fundada y habitada por indios chortis (mayas) desde siglos muy anteriores a la llegada de los españoles y su jurisdicción quedó incluida en el misterioso país oriental, situado cerca del Güija, llamado Huehuetlapallan, Hueytlató o primitiva Tula en las antiguas crónicas indígenas. A partir de la segunda mitad del siglo XI formó parte del reino de Payaquí fundado por el anciano monarca Topilzín Acxitl, con base en la población chorti (maya) preestablecida y la población tulteca (nahoa) emigrante. El nombre chorti de esta antiquísima comunidad humana no ha llegado hasta nosotros; pero sí la denominación que le dieron los indios yaquis o pipiles (tultecas): Chicunhuexo. Chicunhuexo, en idioma náhuat, quiere decir: "los siete sauces llorones", pues proviene del toponímico de las raíces chicun, siete, y huexo, uscoy, sauce llorón. El arzobispo don Pedro Cortés y Larraz lo menciona en 1770 con el nombre de Chincunquetzal, que en idioma náhuat significa "los siete quetzales", de chicun, siete; y quetzal, nombre de un ave sagrada centroamericana de bellísimo plumaje verde resplandeciente.  A propósito del vocablo Chicunhuexo o Chiconhuexo, no hace mucho tiempo que un desalmado etimologista, o por lo más un buen tomador de pelo, hizo creer a los habitantes de esta población que tal nombre se originó de la manera siguiente: vivía allí en tiempos de la colonia el señor Francisco Huezo, de origen español y hombre corpulento, quien donó a la municipalidad indígena varios terrenos para sus ejidos. A este señor le decían Chicon Huezo en el trato familiar, y por esta razón los indígenas agradecidos dispusieron ponerle Chiconhuexo a su pueblo natal.

Época colonial

En 1550 Chicunhuexo tenía unos 250 habitantes que hablaban el idioma chorti o apayac. Según el alcalde mayor de San Salvador don Manuel de Gálvez Corral, San Pedro Chiconhuexo contaba en 1740 con tan sólo 5 indios tributarios o jefes de familia, es decir, con unos 25 habitantes. En 1770, época de la visita pastoral de monseñor Pedro Cortés y Larraz, el pueblo de Chicunquezal (Chicunhuexo) pertenecía al curato de Texistepeque y su población era de 235 personas repartidas en 47 familias. "Con motivo de que el pueblo de San Pedro Chicunquezal no puede ser administrado por este Cura -dice Cortés y Larraz-, sin el perjuicio de morir muchos sin Sacramentos por no poderse cruzar el río Lempa mucha parte del año y otros (motivos) que necesariamente han de padecer sus vecinos para poder asistir a misa y conducir sus criaturas para que sean bautizadas, lo separé de esta administración y lo agregué a la parroquia de Tejutla, de cuya cabecera dista cinco leguas, sin el referido embarazo (del paso del río Lempa), aunque no sin el de otro río bastante caudaloso que es el Soyate". Ingresó en 1786 en el partido de Tejutla. En 1807, según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa, el pueblo de Chicunhuexo era comunidad de "indios y algunos ladinos" dedicados a la siembra de "maíz en corta cantidad y caña dulce".

Sucesos posteriores

Perteneció de 1824 (12 de junio) a 1833 (13 de mayo) al departamento de San Salvador; del 13 de mayo al21 de octubre 1833 al departamento de Tejutla; de 1833 (21 de octubre) a 1835 (22 de mayo) al departamento de San Salvador; de 1835 (22 de mayo) a 1855 (14 de febrero) al departamento de Cuzcatlán, y a partir de esta fecha al departamento de Chalatenango. En 1851 se estableció la "Feria del Primer Domingo del Año" que,  con posterioridad, fue transferida al 2 de febrero. Diezmada la población por el cólera morbus en noviembre y diciembre de 1857, los vecinos de Chicunhuexo se pusieron bajo la protección de la Purísima Concepción. Exterminada la epidemia, con los auxilios de brigadas de médicos y enfermeros voluntarios enviados por el gobierno a la zona afectada, se consideró este hecho natural y lógico como un milagro, y los piadosos vecinos de Chicunhuexo dispusieron cambiar el nombre autóctono a su población por el de Nueva Concepción. En 1890 tenía 3,740 habitantes.

Título de Villa y Ciudad

Durante la administración del general Carlos Ezeta y por Decreto Legislativo de 10 de abril de 1894, se incorporaron en jurisdicción del pueblo de Nueva Concepción los valles de Matazano, Apanta y Guachipilín (hoy Santa Rosa Guachipilín ), que se segregaron del municipio de Metapán; pero tal disposición fue derogada años más tarde. Siendo Presidente de la República el general don Fernando Figueroa, la Asamblea Nacional Legislativa otorgó el título de villa al pueblo de Nueva Concepción, por decreto de 13 de marzo de 1907. Por Ley de 12 de mayo de 1921, emitida por la Asamblea Nacional Legislativa durante la administración de don Jorge Meléndez, se otorgó el título de ciudad a la villa de Nueva Concepción.

 

 

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje