Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

"Vale la pena esforzarse para lograr lo que nosotros un tiempo pensamos que era imposible"

jose-aldana-martinez-san-pedro-nonualco

José Aldana Martínez, padre de seis hijos, durante más de una década participó en la directiva de las comunidades El Nance y Zacatal del cantón San Ramón, municipio de San Pedro Nonualco, para gestionar el servicio de agua potable. Actualmente, José y 113 familias más, disfrutan el resultado de su esfuerzo.

José ha continuado el trabajo directivo y organizativo en su comunidad y ahora es el encargado de la Junta de Vigilancia de la Asociación Regalo de Dios, que es la responsable de administrar el sistema de agua potable. La inspiración y el impulso para persistir en la gestión, lo encontró en su familia, para procurarles un mejor futuro.

 “Fíjese que yo siempre he pensado en mis hijos, porque igual nosotros teníamos que estar yendo a traer el agua lejos. Teníamos que desocupar una hora para ir a darse el bañito y traer el agüita para tomar y el oficio, y luego a la escuela. También yo veía algo más con aquellos señores  que ya  no pueden ir a valerse por sus propios medios, que alguien tenía que sacrificarse para ir a traerles el agua para que ellos se asearan y estuvieran bien en la casa, sin tener que ir hasta la vertiente. Eso yo lo veía que era un factor que nos estaba obstaculizando el mejoramiento personal de cada ser humano”, relata José.

“Va a ser diferente, porque por lo menos el tiempo que se ocupaba para ir a traer agua, para ir a bañarse, ese tiempo ya se ocupa para que nuestros hijos o los nietos míos se ocupen en otras tareas, por ejemplo en estudio, porque por lo menos dos horas de ir a traer un viaje de agua y a bañarse, eso ya implica pérdida para estudio, entonces pienso que es beneficio bueno para el futuro” comenta José, que identifica el cambio positivo en la vida familiar ahora que ya cuentan con agua potable.

El camino recorrido por la junta directiva no ha sido fácil, pero fueron persistentes y ahora han transformado su realidad. “Cuando nosotros empezamos a fundar la junta de agua desde el 2001, anduvimos buscando vertientes por todos lados y nunca encontrábamos. No dejábamos de desanimarnos al ver que íbamos por un lado para ver si nos vendían y nos decían no, o nos costaba un platal inmenso, y la comunidad pobre, decíamos nosotros: es imposible. La cosa se nos ponía cuesta arriba, no dejábamos de dudar, pero luego entre directivos nos animábamos y volvíamos a hacer otro empujoncito”.

“Soy miembro de la comunidad y con el deseo que nosotros teníamos, cuando nos dijeron que ahora sí es un hecho y empezamos a mover la gente y la gente entusiasmada una parte, otra como desmotivada que decía: 'No, si esto ya es un cuento.' Unos creían, otros no; pero los que estábamos animados no dejábamos de seguir animando a la gente,  bueno y se empezó a trabajar y la gente se iba motivando”.

La perseverancia de años para José es motivo de orgullo: “Ha valido mucho la pena que los compañeros se hayan esforzado, una; otra, que nos hayan animado, había gente buena de otros sectores que nos animaba. Tuvimos algunas capacitaciones referente al agua y no era fácil porque fuimos aún sin tener agua, ya nos estábamos preparando para lo que venía en un futuro, gracias a Dios se ha dado”.

José considera haber encontrado la clave para tener éxito en las gestiones y hace recomendaciones a otras comunidades: “Mi consejo mejor que yo les estaría dando a aquellos que se encuentran como nosotros nos encontrábamos el año pasado es de que el esfuerzo vale la pena, aquellos que no se han organizado, que se organicen y verán igual que nosotros que la unión hace la fuerza, vale la pena esforzarse para lograr lo que nosotros un tiempo pensamos que era imposible. Hasta ahora nosotros estamos súper contentos. Agradecimientos al FISDL, porque pienso que nos ha impulsado y nos ha estado animando, capacitando y hasta la fecha no nos han dejado; y quizás yo diría que no nos dejen, porque si yo siento que es gran parte de este cuerpo que se ha venido construyendo porque sin el FISDL quizás no hubiéramos logrado lo que ahorita tenemos. Mis agradecimientos son a Dios y a las instituciones que hacen el esfuerzo de trasladarse a países amigos para trasladarse a solicitar lo que nosotros necesitamos”.

Para la introducción de agua potable y saneamiento básico en caseríos El Nance y Zacatal, el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local de El Salvador (FISDL), con el apoyo del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, del Gobierno de España, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Municipalidad, realizaron una inversión de US$ 279,242.79, que incluye la construcción del tanque de captación y estación de bombeo; así como la capacitación a la Junta de Agua para que administre el sistema.

Última modificaciónViernes, 02 Mayo 2014 11:05
Regreso al inicio

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje