Menu

Logo del Gobierno de El Salvador

A+ A A-

Juan Emilio Flores Orellana - Participante PATI - Ciudad Arce

2-juan-emilio-flores-orellana

Juan Emilio Flores Orellana - 60 años - Participante PATI - Ciudad Arce.

“Como adulto mayor, me siento feliz, me ha devuelto la vida, me siento con energía…”

“El PATI ha sido de gran beneficio, para Ciudad Arce. Siempre se ha pagado por aprender. Aquí,  aparte que no se paga nos han dado un apoyo económico”.

“A mí no me ha afectado suspender temporalmente la venta de dulces, pues con el apoyo monetario que recibo, recupero lo de la venta. Eso me ha ayudado a solventar las necesidades de mi hogar, para comprar algunos alimentos para mi familia; y he tenido la oportunidad de venir a aprender y compartir en la comunidad.” 

“Me apunté en el proyecto de música, porque siempre me ha gustado la tocada.  Hemos formado un bonito grupo, llamado “El Chilamatal”, como se llamaba antes Ciudad Arce.  Como grupo tenemos planeado seguir organizados y recuperar la música original de nuestros pueblos”.

“Vengo de lejos caminando, pero estos 6 meses han sido para mí de mucho provecho. La convivencia entre los  jóvenes y mayores de edad, ha sido maravillosa, porque nosotros aprendemos de los jóvenes y ellos de nosotros.”

“El PATI ha sido de gran beneficio para todos los que hemos tenido la oportunidad de participar en las capacitaciones, pues hemos aprendido sobre los valores, la responsabilidad, piñatería, carpintería, panadería, pintura, música y otros. Tener un oficio para ganarnos la vida, es un gran beneficio”. 

“Si uno se dedica a la música puede sacarle fruto, pero todo depende de saberse llevar en el grupo para salir adelante, y ser responsable con los compromisos del grupo”.

“El alcalde nos ha venido apoyando con transporte para trasladarnos a otros lugares donde nos han invitado a tocar.  Aquí en la Alcaldía, ya hemos venido a tocar en varios eventos”. 

 “Como adulto mayor, me siento feliz, me ha devuelto la vida, me siento con energía, con ánimos de seguir, de aprender y de enseñar también a otras personas”. 

Leer más...

Karla Yaneth Gutiérrez Ayala - Participante PATI en Ciudad Arce, La Libertad

28-karla-yaneth-gutierrez-ayala

“Antes era vendedora de fruta, ahora quiero dar clases de pintura y vender mis cuadros”

Karla es jefa de hogar, con tres hijos. Es una mujer emprendedora que antes del PATI se dedicaba a vender  fruta. Estaba decepcionada porque las ventas habían disminuido. 

Durante los 6 meses de participación en el PATI, Karla se ha beneficiado recibiendo los 100 dólares de bono, que dice le han ayudado mucho en los gastos de su casa, en especial la alimentación;  ha participado en el Proyecto comunitario de ornamentación del municipio, con la elaboración de murales y en la capacitación de panadería. 

Karla, junto a un grupo de 100 participantes del PATI, limpiaron las paredes manchadas de la ciudad e hicieron 40 murales que ahora adornan el centro de Ciudad Arce e instalaciones como el Centro Escolar y el Centro Cultural “Monseñor Romero”. 

“Me siento orgullosa cuando veo esos murales en el pueblo.  Me siento útil, yo creía que no iba a cambiar mi vida. Esta es una gran oportunidad, que estoy aprovechando, me gusta dibujar, pintar, sacar colores, darle vida a un dibujo. El PATI me ha cambiado la vida.”

“Antes era enojada porque no me alcanzaba el dinero, tenía más problemas y mis hijos no iban muy bien en la escuela. Ahora estoy diferente, la autoestima se me ha levantado, ahora le ayudo más a mis hijos, nos comunicamos más, pasamos más felices.”

“Me siento segura con lo que hago, hoy sé que yo valgo y cualquier dibujo que haga lo voy a vender, voy a seguir dibujando, voy a hacer murales, voy  a enseñar a mis hijos y a otras personas  que les guste dibujar, quiero poner mi propio taller”. 

“A las mujeres les digo que aunque tengan el montón de hijos, que sigan adelante. Antes estábamos olvidadas, ahora el PATI nos da el bono, y además, aprendemos para seguir adelante, ahora me valgo yo sola”, expresa Karla Gutiérrez.

Leer más...

Mayra Elizabeth Orellana de Rodríguez - Monitora Proyecto Alfabetización - Ciudad Arce

7-mayra-elizabeth-orellana-de-rodriguez

Mayra Elizabeth Orellana de Rodríguez - 31 años - Monitora Proyecto Alfabetización - Ciudad Arce

“Aquí no hay ningún partido político, nos respetamos la ideología de cada uno, todos somos iguales”.

“La experiencia en alfabetización ha sido espléndida, he conocido muchas personas, he tratado de dar lo mejor de mí y me ha ayudado mucho en lo personal para aprender a expresarme a un gran número de personas, es una experiencia muy bonita que yo me llevo”.  

En los diferentes grupos organizados para la ejecución del Programa existe mayor participación de mujeres, al consultarle a Mayra Elizabeth como se ha manejado esta situación, responde… “hemos venido trabajando durante los 6 meses del PATI, para que no exista ninguna discriminación entre hombres y mujeres, si no que seamos iguales en todo y para todo. La convivencia y las capacitaciones han contribuido a que hombres y mujeres,  reconozcan que tienen derechos y deberes por igual”.

“La semilla que deja el PATI, es la gran experiencia de facilitar procesos, excelentes alumnos que han aprendido un oficio, que han logrado su meta de aprender a leer y escribir. Incluso en el convivio se nota la diferencia del principio al final, es un grupo muy unido. Ha sido tan fructífero, que estoy segura va a mejorar la forma de vida de cada uno de ellos, y por lo mismo, de la comunidad. Ahora ellos llevan una intención de ser, de vivir mejor”.

“Aquí no hay ningún partido político, nos respetamos la ideología de cada uno, todos somos iguales. Es una nueva aventura, un nuevo entusiasmo para seguir adelante, que no se dejen engañar, es bueno participar y que se den cuenta que nos ayuda para vivir mejor”

“La gente al principio no entiende que su participación es un derecho y no un dádiva, pero al terminar el proceso con las capacitaciones compartidas,  la gente sabe que es un derecho y un deber de ser personas que se integren a la sociedad, que su participación les abre nuevas oportunidades para abrir puertas, nuevos caminos para superar su situación actual.”

“Quiero aprovechar para agradecer a todas las instituciones que nos han apoyado para poder progresar como ciudadanos, para que el país vaya creciendo. Porque gracias al bono que se entrega, la gente ha podido dedicar toda la mañana al estudio, de lo contrario tendrían que haber ido a trabajar y no poder aprovechar los beneficios ofrecidos por el PATI, de aprender a leer y escribir.” 

Leer más...
Suscríbase a este Feed RSS

Oficina Santa Elena

Boulevard Orden de Malta, #470. Urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad.
Tel. (503) 2133-1207. Ver mapa de ubicación

Oficina San Jacinto

10a. Avenida Sur y Calle México, Barrio San Jacinto, San Salvador.
Tel.: (503) 2133-1200. Ver mapa de ubicación
Escríbanos un mensaje